“Dentro de la filosofía uno se siente obligado a pensar de una manera específica. Lo que hago es plantear distintos modos de ver o, incluso, de inventarlos. Mantengo a la mano aquellas posibilidades en las que ustedes no han pensado. Ustedes dicen que sólo hay, a lo mucho, una o dos posibilidades. Sin embargo, les he traído otras opciones… con ellas los he liberado de sus espasmos mentales.”

(Informe personal de Wittgenstein a su biógrafo inglés. Comparación de Aldo Giorgio Gargani, Wittgenstein tra Austria e Inghilterra, Turín 1979, p.15)

No obstante, cuántos espasmos mentales aún “dominantes o supuestamente dominantes” continúan amenazando – hay varios hoy en día dentro del ámbito cultural – con banalizar, menospreciar, obstaculizar y condenar las otras y diferentes innovaciones; espasmos mentales que se oponen a expandir las necesidades, la urgencia,

pensamientos
conocimientos
análisis
sentimientos
convivencias,

                                                para vivificar, en lugar de destruir,

La vida
En su problemática complejidad
La cultura
En su problemática multiplicidad

¡¡¡INCLUIDA LA MÚSICA Y CÓMO!!!

Helmut Lachenmann –
Ejemplo ejemplar –
Es otro
Es distinto
Innova –

Y desde luego que son infantiles y suspicaces los espasmos mentales de los ARTUSIS VACÍOS,
Incapaces de escuchar, de leer –
También, debido a la autocomplacencia de sus “repertorios de imágenes ficticias y ornamentales sobre los mecanismos reales de construcción de nuestro SABER, y acerca de las facultades SOCIALES e INTELECTUALES que aún no han encontrado el fondo de su propia codificación.”
(tomado de Il Sapere senza fondamenti, de Aldo Giorgio Gargano, Turín 1975)

CUANTO MÁS RIGOR al pensar,
                                          al buscar,
                                          al intentar,
                                          en conexión con una felicidad,
                                          creativa e innovadora

CUANTA MÁS TRANSGRESIÓN de las reglas durante las ejecuciones triviales

CUANTAS MÁS RUTAS AVENTURERAS Y TEMEMARIAS
                                                en mar abierto,
                                                entre abismos fantásticos,
                                                y bóvedas estrelladas
                                                que quedan aún por des-cubrir,
                                                por re-velar

CUANTO MÁS DESARROLLO se le conceda al pensamiento, dentro y con el lenguaje (Karl Kraus)

CUANTO MÁS DESINTERÉS hacia los molestos alardeos académicos con el repetitivo oficio
                                                   de los “se puede” tan sólo después de un horario
                                                   mayormente estandarizado por el mercado diario

CUANTA MÁS DEDICACIÓN, EN LUGAR de la urgencia
                                                  de los “deberes” y también de los “ocios creativos”,
                                                  para la iluminación,
                                                  para experimentos que son en sí mismos fascinantes,
                                                  y para la concepción de “OTRAS POSIBILIDADES”

CUANTA MÁS INTELIGENCIA, más apertura
                                                      Giordano Bruno y el infinito universo de los múltiples mundos

                                                      LO MÁS ÍNTIMO, lo que es más Hölderlin-Natural
                                                      LA INTUICIÓN, lo más sorprendente
                                                      EL VIENTRE, instintivo y más inesperado

TODO ESO TAMBIÉN AL ESCUCHAR
Las voces de los muchos que en nosotros habitan
(Tradición – Culturas –Recuerdos)
                                                que en nosotros habitan
en la desafortunada y frenética problemática de la actualidad político-social
(una problemática que constantemente presupone y señala OTROS PENSAMIENTOS,  OTROS SENTIMIENTOS,  OTROS CONOCIMIENTOS Y CAMINOS,  Y BATALLAS,  Y ANÁLISIS; CONFRONTACIONES LLENAS DE RENOVACIONES contra cada tipo de MODELOS banales, pobres, preprogramados; sofocantes hasta la afasia total y más allá.

ENTONCES
SERÁ
POSIBLE
tener más distintas y múltiples posibilidades
para asirse justo en lo hasta entonces imposible
tener más distintas y múltiples audibilidades
para percibirse justo en lo hasta entonces inaudible
tener más distintas y múltiples luces
para ver justo en lo hasta entonces invisible
                      en lo hasta entonces indecible –

ESTO ES POSIBLE –
                                AUNQUE TAL VEZ –

PERO SEGURO ES: que esta delicada y mesiánica facultad que nos fue otorgada yace en nosotros
                                 no la desperdiciemos,
                                                    nos enseñó Walter Benjamin

Helmut
CORRE
                        TROPEZADO
                                                VUELA AÚN MÁS EMOCIONADO
                                                                        SEDIENTO HACIA LO DESCONOCIDO

él nota incesantemente la diversa otredad
él escucha incesantemente la diversa otredad
él escribe incesantemente la diversa otredad
en su auténtico vagar como hombre musical auténticamente moderno,
es uno de los POCOS que yo conozco, no sólo en la República Federal de Alemania.

y los distintos “ARTUSI” de hoy no son más que nietos lejanos de los Artusi – ANTIMONTEVERDI,
tan informe y restringida es su visión

                                                                        Luigi Nono
                                                                        Venecia 9 – 11 – 83

(Publicada por primera vez en idioma italiano: Schweizerische Musikzeitung, November-Dezember 1983).

Traducción del alemán por Rodrigo Espino.


[1] Giovanni Maria Artusi (ca. 1540– 1613): Brillante teorético musical, sin embargo, de carácter ultraconservador. De acuerdo a Hans Ferdinand Redlichs, un hombre “dogmático y corrupto, incluso con un carácter permisivo del plagio”. Atacó a Claudio Monteverdi debido a sus innovaciones en tres planfetos, a los cuales Monteverdi nunca respondió. Se puede comparar en cierto modo la enemistad Artusi – Monteverdi con la de Eduard Hanslick y Richard Wagner. Hacia el final de su vida, Artusi se reconcilió con Monteverdi.